Sensación, trauma y prácticas para digerir la experiencia

Ivana Sejenovich

Vivimos momentos de desorientación, de vaivén entre la excitación y estar hacia activos, y la depresión y estar sin fuerza. Momentos de ayudar y encontrar que somos parte de un tejido mayor, de integrarnos en acción comunitaria en un proceso bello de comunicación, cada quien encontrando orgánicamente su lugar. Otras veces con impotencia de no saber cómo ayudar o no poder. Otr@s, con la necesidad de atender a procesos personales de terremotos internos, con la subsecuente reordenación de prioridades, queriendo encontrar primero el balance propio, antes de poder ayudar, o voltear hacia afuera.

En nuestra comunidad somática, nos reunimos para movernos, sentirnos, compartir y recordar el módulo avanzado de Body Mind Movement, en donde aprendimos a balancear el sistema nervioso, donde tuvimos una aproximación a cómo tratar el trauma, desde el trabajo de Somatic Experiencing que ha desarrollado Peter Levine.

El trabajo con el trauma es complejo. pero la base puede ser sencilla:

Observar la sensación.

Si en el momento de miedo o susto hubo algo que no pudiste hacer, o se quedó atorado en tu cuerpo, permitir que se libere…a su tiempo. Cada quien tiene su proceso, pero mientras antes se trabaje con el trauma (la huella corporal ante un suceso que te sobrepasó), mejor, menos se atora en los tejidos. Por eso los animales se sacuden, por eso necesitamos también el movimiento.

En un ambiente seguro, con alguien que te acompañe, observa la sensación y escúchala…¿adónde quiere ir? ¿que quiere expresar? ¿que otras zonas de tu cuerpo reaccionan y como se quiere mover tu cuerpo? parece muy sencillo pero surte su magia…La tensión que se observa se mueve, se expresa, otras sensaciones de calor y de espacio aparecen…

La práctica de Yoga y el contacto son una medicina muy necesaria si se realizan con este enfoque de escucha, de espacio, de cuidado.

Entre tod@s nos cuidamos, en este proceso de reconstrucción en el que honramos la autoregulación como el balance natural y sabio del cuerpo. Poder compartir esta sabiduría con los demas, es escuchar y accionar juntos como tejido, creando nuevos soportes y fuerzas que respondan a nuestras necesidades más urgentes. Estas necesidades van cambiando día con día, e incluyen la salud emocional.

Reconocernos como células de un tejido mayor, reconocer qué se derrumbó en nuestra vida, qué se necesita escombrar, que se quedó, que surgió, que quiero seguir construyendo, es parte de nuestra tarea personal, junto con las acciones concretas en las que podamos colaborar para que el tejido social se renueve con este movimiento.

Dirección

Bosques de Las Lomas
México, D.F.
Phone: (555) 251-2021
Fax: (555) 251-2233